809-908-4772
info@legalissa.com.do

Publicaciones

Medio ambiente vs. Sector Empresarial: Lo que se debate en el Congreso.

  • julio 13, 2016
  • legalissa
  • Comentarios desactivados en Medio ambiente vs. Sector Empresarial: Lo que se debate en el Congreso.

Cuando se trata de incentivar el cuidado medio ambiental mediante normas de carácter público, casi siempre, el sector empresarial se ve afectado de manera directa. Fijar una posición ante dicha iniciativa se torna una tarea difícil para los legisladores que deben elegir entre los puntos económicos afectados, y por otro lado,  la preservación del medio ambiente y recursos naturales.

Actualmente, la Comisión Permanente de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados conoce el Proyecto de Ley sobre manejo de residuos sólidos en la República Dominicana, en el cual se regula  aspectos como la responsabilidad extendida del productor y las medidas que le serán aplicables a empaques, envases y otros residuos. En tal sentido, debido a la importancia de esta pieza legislativa que procura la protección del medioambiente, así como una producción más limpia, a partir de los debates surgidos, efectuamos las siguientes observaciones.

Indicadores-Medio-ambiente-Actividades-productiva

En primer lugar, relativo a la responsabilidad extendida del productor, dicha iniciativa establece que: ‘‘Los productores o importadores tienen la responsabilidad del producto durante todo el ciclo de vida de este, incluyendo las fases postindustrial y post-consumo, considerándose criterios de responsabilidad extendida y procesos de logística reversa para afianzar la minimización de residuos en el país.’’

En este contexto, diversos sectores han manifestado que someter a los productores o importadores a este tipo de responsabilidad extendida afectaría considerablemente a las industrias que, por ser meramente imposible, no poseen el control de sus productos luego de que estos se encuentran fuera de sus fábricas y son vendidos y utilizados por los consumidores. En efecto, se deduce que la responsabilidad extendida del productor debe ir acompañada de instrumentos políticos, administrativos, económicos e informativos que no están siendo considerados en este proyecto.

Por tanto, tomando como referencia la experiencia internacional verificamos que en países como Alemania, Holanda y Estados Unidos, la responsabilidad extendida del productor ha tenido mejores resultados debido a que poseen elementos y mecanismos que los hacen verdaderamente efectivos, como por ejemplo: están dirigidos a productos prioritarios y específicos, creación de un sistema de depósito, devolución y retorno, establecimiento de metas dependiendo del tipo de material, recolección puerta a puerta y contenedores en las calles para los vidrios, entre otros.

En tal sentido, la implementación de este tipo de responsabilidad conlleva necesariamente el conocimiento de la situación nacional, identificación de actores, estudio sobre financiamiento, asociatividad y sobre todo la discusión sobre modelos de implementación ya que sin todo lo anterior, sería casi imposible una gestión adecuada de los residuos.

Por otro lado, el Proyecto de Ley señala en su artículo 44 y sus párrafos algunas prohibiciones en relación a las fundas plásticas y envases de poliestireno expandido (foam) que podrían afectar considerablemente a la industria nacional, específicamente a la industria del plástico. El referido artículo indica lo siguiente:

Párrafo I.- Se prohíbe la entrega gratuita de todo tipo de funda plástica, a partir de los doce meses de promulgada la Ley. De ser aprobado se sugiere ubicar en las disposiciones transitorias.

Párrafo II.- Se prohíbe el uso y entrega de fundas plásticas no biodegradables en todo establecimiento comercial. Para el transporte de mercancías o productos sólo podrán utilizarse contenedores de materiales degradables o biodegradables que resulten compatibles con la minimización de impacto ambiental.

Párrafo III.- Queda prohibido el uso de todo tipo de envase de polietileno expandido, conocido como Fon (Foam), para los embalajes destinados a la conservación y expendio de alimentos y bebidas a partir delos veinticuatro (24) meses de promulgada la Ley.

Párrafo IV.- Queda prohibido servir alimentos en envases de plástico desechable para uso en el mismo centro de expendio.’’

Relativo a lo anterior, es de conocimiento que cientos de miles de dominicanos reciben su comida o comen directamente en envases de foam todos los días, por lo que sacar completamente estos productos del mercado se traducirá automáticamente en un incremento en el costo de la canasta familiar. Asimismo, es preciso manifestar que el sector de plásticos de nuestro país representa más del 5% de las ventas reportadas a la DGII y emplea un gran porcentaje de personas. Por lo cual, eliminar estos productos llevaría a muchas empresas a cesar sus operaciones provocando el desempleo de miles de personas.

En consecuencia, por todo lo anterior entendemos que  que además de la responsabilidad extendida del productor y las prohibiciones a la fabricación y/o comercialización de ciertos productos, deben analizarse aspectos como la carencia de disposiciones relativas a la educación ciudadana en cuanto al manejo de residuos y a la creación de incentivos que hagan atractiva la inversión en tecnologías y procesos avanzados por parte de las empresas para emprender una verdadera cultura de producción más limpia en el país.